¿Por qué es difícil aprender inglés para los hablantes de castellano?

dificultades para aprender inglésAprender inglés es fundamental, y más en los tiempos que corren. Pero si qué es verdad que con algunos idiomas nativos es más o menos difícil dominar el idioma. Vamos a poner sobre la mesa algunas razones por las cuales a los hispanohablantes les cuesta más dominar el inglés.

Razones como que los dos idiomas provienen de familias distintas, que es necesario poner el sujeto, y la diferencia de la pronunciación hace que cuando vayamos a aprender inglés cambiemos el chip para que este tipo de diferencias en los dos idiomas no sea un obstáculo para poder aprenderlo.

Veamos cuales son las razones por las que este problema es más común en los hispanohablantes:

 

La diferencia en la pronunciación:

La forma en la que se forman los sonidos de uno y de otro idioma son complemente diferentes. La “a” se pronuncia de diferente manera dependiendo de dónde se encuentre en la palabra. En el caso del castellano, se pronuncia siempre de la misma manera y es fácil saber pronunciar. Sin embargo, en el caso del inglés es siempre más complicado y que requiere de más aprendizaje.

 

Traducciones literales: construye mejor que traducir

En este caso, los hispanohablantes tenemos siempre la costumbre de traducir todo de forma literal. Lo que resulta bastante complicado de manejar. Lo ideal es siempre dominar las características del idioma y hacer el esfuerzo por crear las frases con lo aprendido más qué intentando traducirlas.

 

Provienen de familias lingüísticas distintas

Las familias madre de las cuales se han desarrollado y crecido son diferentes. Esto también hace que la estructura de los idiomas en general sea diferente y resulte muy complicado. El inglés viene del germánico por lo que cuenta con sonidos distintos a los de la lengua castellana. Este punto es bastante difícil de solventar y deberá ser trabajado con empeño.

 

El sujeto y los verbos

En el castellano los verbos se modifican con cada tiempo y persona por lo que no es necesario incluir la persona que está realizando la acción para saber. En el inglés esto es justo lo contrario. Siempre es importante que aparezca la persona que está realizando la acción. ¡No te olvides del sujeto!

 

Lo dicho, aprender un idioma que no provenga de la misma rama es siempre algo complicado. Para ello, os recomendamos que siempre tengáis en cuenta estas diferencias para empezar sabiendo cuáles son los obstáculos y por supuesto solventarlos.

Acércate a Bilbao School y reserva tu plaza de cara a septiembre. ¡Este año, sí vas a aprender de verdad inglés!

Deja un comentario